lunes, 21 de marzo de 2011

Miedo a la oscuridad (ó El Coco)

  Tras la última sesión del día, el pequeño monstruo azul se quitó la máscara, suspiró, arropó a la niña ya dormida y cerró con sigilo la puerta.
  La noche era oscura y fría, miró hacia ambos lados de la calle pero no vio a nadie. Encendió un cigarrillo y empezó a caminar de espaldas a la luna, que ya comenzaba a nacer entre las altas y lejanas chimeneas de las fábricas. Fue justo entonces cuando pensó, no sin cierto asombro, que nunca se hubiera imaginado que podría ganarse la vida asustando a niños.

4 comentarios:

  1. de quién seremos nosotros el monstruo

    ResponderEliminar
  2. Felicidades por el nuevo y atractivo aspecto del blog, y en cuanto al contenido y a la persona de la que emana: siempre consigues que aprenda a enseñarme algo nuevo.

    mcopola

    ResponderEliminar
  3. El Coco ha sido de color verde pistacho de toda la vida, ese asustador es un impostor o es poco profesional.

    ResponderEliminar