domingo, 8 de noviembre de 2009

Metamorfosis

Saliste a la luz cuando la noche entró en su curva más oscura, llevabas el pelo revuelto y el aroma de quién regresa de un sueño o de otra vida. El aire frío alborotaba tu piel amada, y tus labios tiritaban el rojo rastro del amor.
La luna nueva era la ausencia de otra luna más lejana, olvidada en algún rincón de la memoria o el cuerpo alucinado. Eras tú o no eras tú, en un paisaje extrañamente conocido.
Qué hubo de quedar en el lecho más profundo de la noche, crisálida muerta una vez rota tu membrana.
A base de espasmos y gemidos, por primera vez saliste a la luz de la noche oscura, y echaste a volar, y con tu luz fuiste incendiando el mundo.

13 comentarios:

  1. Me gusta lo de incendiando el mundo...

    ResponderEliminar
  2. Hay personas, lo afirmo, que tienen el poder de iluminar la oscuridad, quizás solo por un instante, pero pueden.

    Un abrazo

    ResponderEliminar
  3. El juego entre luz y oscuridad, las contradicciones que no son, las curvas y los rastros, muy buenas imágenes. Me gustó mucho, "cotidianidades" también... Sigo leyéndote.Saludos!

    ResponderEliminar
  4. Gracias por tu calidez y por tu compañía. La noche oscura es un lugar que acoge y abriga, pero es verdad que a menudo necesitamos salir hacia la luz, incendiar nuestras propias huellas y tomar nuevo aire.
    Abrazos

    ResponderEliminar
  5. Ninguna de mis entradas es ficcion... Son todas subjetivas, pero no ficcion. :-)

    ResponderEliminar
  6. Me entusiasmo la portada de tu blog
    y tus textos.

    ResponderEliminar
  7. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar
  8. Excelente tu vuelo.

    Besos felices de haberte visitado.
    musa rella

    ResponderEliminar
  9. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar
  10. Quien pudiese volar y asi alcanzar la libertad absoluta....quien?
    Me gusta todo lo que escrives, dejo mis ojos perderse cada dia en los renglones buscados con avidez, los encuentro y los disfruto. Gracias.

    ResponderEliminar